Nos mantenemos al día para alargar la vida de tus equipos

La transparencia en todo lo que hacemos, el inculcar una filosofía de “mejor prevenir que curar” en nuestros clientes, y crear lazos de confianza son los tres pilares sobre los que se sostiene IRMenorquines. Con más de 20 años de experiencia en el sector, queremos que, una vez decidamos trabajar juntos, tengas plena confianza en que lo que te ofrecemos -ya sea una instalación nueva, una reparación o un mantenimiento- es lo más adecuado para tu proyecto.

Asesoramiento

¿Qué instalación te conviene más? ¿Es necesario cambiar una máquina o se puede reparar? Son consejos que podríamos darte en una visita rutinaria. Sin embargo, nuestro servicio de asesoramiento no empieza cuando tienes una avería. Sino desde el mismo momento en que contactas con nosotros. Por eso, nos esforzamos por que nuestros clientes conozcan qué tipo de instalación tienen, cómo mantenerla en condiciones óptimas y que mantenimiento es necesario para alargar su vida útil. Queremos que sepan qué tienen entre manos, y cuidarlo de la mejor forma posible.

Instalación

Para nosotros, una instalación no es solo poner la máquina que el cliente demanda. Parte de nuestro trabajo consiste en escuchar, evaluar y proponer la instalación que más se adecua a las necesidades de cada cliente. Ya sea en las áreas de frío, calor, lavado o climatización, una instalación es para nosotros un proyecto, que abordamos de forma conjunta con el cliente.

Mantenimiento

En nuestro caso, siempre vemos más necesario prevenir que reparar. Por eso, el mantenimiento es una pieza clave en nuestro servicio de asesoramiento. Las características de nuestra isla, hacen que muchas instalaciones dejen de utilizarse en invierno, por lo que animamos a tener en cuenta también esos períodos de inactividad, y no tener sorpresas al volver a poner en marcha maquinaria antes de una nueva temporada turística. Las intervenciones preventivas en materia de mantenimiento pueden ahorrar muchos disgustos, dinero y tiempo.

Reparaciones

Sin embargo, las máquinas, como los humanos, no son infalibles. Por eso, también estamos al lado de los clientes que necesitan una reparación correctiva. Evaluamos por qué se ha producido el fallo, damos consejos de cómo volver a evitarlo y repasamos el funcionamiento y mantenimiento de la maquinaria para que las reparaciones se reduzcan al mínimo, a pesar del uso.